ABC Fisioterapia. Home
Menu de Abc Fisioterapia HOME QUIENES SOMOS TRATAMIENTOS TARIFAS FORMACION CONTACTO
Estudio comparativo de factores (edad, sexo, calentamiento muscular) que influyen la valoración de la flexibilidad
Martes, 12 de septiembre de 2017
La fisioterapia, tiene  como objetivo primordial motivar al participante a incorporar como hábito de vida el ejercicio, la actividad física, el movimiento, afín de poder logar una mejor salud y por ende una mejor calidad de vida, tal como lo define la OMS. La cual invita a realizarlo como requisito de bienestar, que permita al individuo sentirse preparado para ejecutar cualquier actividad física y mantener su cuerpo en forma.  En general, se considera que el desarrollo insuficiente de la amplitud de movimiento como consecuencia de una musculatura acortada es un factor que impide o dificulta el aprendizaje de determinadas habilidades motrices y el desarrollo o la aplicación de otras cualidades básicas motoras, como la fuerza, la coordinación, la velocidad y la resistencia1.

La flexibilidad se considera un factor importante para el estado de la salud física. El rango articular de movimiento (ROM, range of movement) es parte fundamental en el funcionamiento del sistema musculoesquelético. Se requiere cierta flexibilidad para la correcta realización de todos los movimientos físicos 2. De allí radica su repercusión para la  conservación y mantenimiento de una función correcta del aparato locomotor.

El estiramiento como elemento antecesor de la práctica deportiva es tradicionalmente utilizado para conseguir:  aumento de  la temperatura muscular,  disminución del dolor, aumento del rango de movimiento, aumento de la tolerancia al estiramiento, reducción del riesgo de lesiones, mejorar el rendimiento y la potencia muscular, sobre todo en deportes que soliciten rangos de movimiento elevados. Son muchos los factores que afectan o influyen en la flexibilidad como la edad, el sexo y el calentamiento deportivo como la marcha o trote. La flexibilidad es considerada una capacidad física, que al igual que la fuerza, la resistencia, la velocidad, la potencia y la coordinación intra e intermuscular, forma parte fundamental de las capacidades que determinan la aptitud física, es decir, es otro elemento interviniente en la expresión del estado físico3.

 De tal manera, que los objetivos planteados para este trabajo fueron: a) Verificar la influencia del sexo y la edad en los rangos de flexibilidad, y b) Verificar la influencia de algunas formas de calentamiento: trote o marcha en el aumento de la flexibilidad.

 

Bases fisiológicas de la flexibilidad

La extensibilidad se define como la capacidad de alargamiento o elongación que presentan los músculos esqueléticos4. Pero se tiende a confundir los términos de flexibilidad y elasticidad, definiéndolos de la misma manera. La flexibilidad se define como: la libertad natural de movimiento que presenta una articulación o las articulaciones de un segmento y extremidad3. Pero involucra a los tejidos blandos periarticulares (tejido conectivo) y está determinada por las características de las articulaciones y discos intervertebrales, además de la capacidad de estiramiento de los músculos y ligamentos, es decir, de la extensibilidad muscular. Por el contrario la elasticidad viene dada por el sistema Miofascial, al aplicar una fuerza se produce una deformación del tejido y al eliminar la fuerza externa retorna a su posición inicial5.

Para resumir, una buena flexibilidad  viene determinada por la gran amplitud del movimiento y depende de: grados de libertad de las articulaciones y forma de las superficies articulares, capacidad de estiramiento de las miofascias, tendones, ligamentos y cápsulas articulares, y para finalizar de la fuerza de la musculatura que realiza el movimiento.

Es conocido que los acortamientos musculares conllevan efectos negativos tales como una disminución de la percepción sensorial, aumento de la presión sanguínea y un mayor requerimiento energético que comporta un gasto extra de energía. Estas situaciones predisponen la fatiga muscular6.

Factores externos que pueden  influir en la flexibilidad: (i) La edad, disminuye la capacidad de estiramiento por transformaciones químicas y estructurales de la musculatura y tendones. Las fibras elásticas se reducen, el colágeno es específico y evoluciona con la edad, la elasticidad de la fascia decrece a lo largo de la vida7, se produce pérdida de líquido,  una disminución del número de células y de su actividad. (ii) El sexo, las hormonas en la mujer son responsables de mayor capacidad de estiramiento y en los hombres son la causa de músculos más fuertes, grandes y tónicos4 (iii) el calentamiento de la musculatura, el aumento de la temperatura mejora la capacidad de estiramiento, muchas investigaciones han reportado este fenómeno, el calor endógeno producirá cambios en la configuración espacial de las uniones intermoleculares del tejido conectivo periarticular y muscular8, es decir, del tejido fascial que rodea a los músculos y a las articulaciones.

 

Materiales y método

Existen varios test estandarizados para cuantificar la flexibilidad, el propósito es conocer el potencial de elongación que presenta la unidad musculotendinosa de un músculo o grupo muscular, estas insuficiencias de extensibilidad muscular pasivas puedan limitar la movilidad de una articulación o un grupo de articulaciones4.

Para este trabajo se utilizó el test de Wells, flexión de tronco en bipedestación, se utiliza para valor la extensibilidad de la cadena muscular posterior que incluye la musculatura sural, isquiotibial, glútea y paravertebrales lumbares y dorsales.

Se realiza desde la posición de bipedestación. El participante flexiona el tronco adelante y hacia abajo tratando de tocar con las palmas de las manos el suelo, delante de las puntas de los pies7, las piernas se mantienen extendidas en todo momento. El ejecutante mantendrá la posición durante 3 segundos, con lo que queda claro que el descenso deberá realizarse lentamente y sin hacer rebotes.

Valoración se otorga según: la distancia entre dedo medio y piso, en éste caso se realiza la medición en centímetros (1), el dorso del pie (2), al suelo con los dedos extendidos (3), al suelo con los puños cerrados (4) o con la palma de la mano (5)9.

La investigación es descriptiva. El diseño es de tipo no experimental, se realiza sin la manipulación directa de las variables. Es de corte transversal  porque los datos fueron recogidos en un único momento, en un lugar determinado, con un grupo de estudiantes.  La población los estudiantes del Colegio Universitario de Rehabilitación May Hamilton. La muestra está conformada por los estudiantes de la primera cohorte 2015-I  de prosecución de Licenciatura en  Fisioterapia. Se utilizó un instrumento de observación a través de una lista de cotejo que contenía edad, sexo, distancia mano-piso y el tipo de actividad que realiza  para calentar. El estudio fue realizado al aire libre en el parque Miranda.

Intervención: Se organizan tres grupos conformados por hombres y mujeres indistintamente, en edades comprendidas entre los 22  y 55 años. Se realiza inicialmente el test estandarizado de flexibilidad Wells,  se toman las mediciones iniciales. A continuación se pidió realizar la actividad de calentamiento correspondiente, con una duración de 6 minutos: un grupo camina, otro trota y un grupo control que no realiza actividad. Posterior a esto, por pareja se aplicaron tres estiramientos, para la cadena muscular posterior. Para finalizar se aplicó nuevamente el test de Wells y se midió la flexibilidad después de la actividad asignada.

Conclusiones

La flexibilidad es necesaria para mantener las amplitudes articulares y el movimiento fisiológico normal, evitando las retracciones musculares que comprometen la mecánica corporal afectando la fuerza muscular, la calidad y velocidad del movimiento. En el presente estudio, los resultados demostraron que al realizar estiramientos sin calentamiento muscular dos participantes que representan el 6 % del 100%,  no obtuvieron modificaciones en su flexibilidad a pesar de realizar los estiramientos. Sin embargo, hubo tres participantes que representan 9%, dos masculinos y uno femenino, que realizaron el calentamiento a través del trote que tampoco obtuvieron cambios en su flexibilidad después de realizar los estiramientos. Por el contrario, todos los que realizaron el calentamiento a través de la caminata aumentaron su flexibilidad. Los factores como el sexo y la edad no modificaron los resultados con respecto a la flexibilidad en este estudio a pesar de su influencia sobre la misma. Se establece que para obtener mejores resultados se debería aumentar el tiempo de calentamiento caminando y trotando.

 
CerrarVolver a la página anteriorMás noticias de ABC Fisioterapia
 
Cursos de formación en ABC Fisioterapia
Usuario   Password
       Usuario
    Password
  Elije fecha
   
¡IMPORTANTE!
ABC Fisioterapia se pondrá en contacto por teléfono con usted para ofrecerle la mejor cita que se adecúe a la elección de fecha que nos ha proporcionado.
 
Regístrate en ABC Fisioterapia y reserva tu cita ahora
©2017 ABC FISIOTERAPIA, c/ Alonso Zamora Vicente, 9. portal 4, local 5. 28707 San Sebastián de los Reyes
Telf: 91.392.87.75 - 618.471.377 | www.abcfisioterapia.es - info@abcfisioterapia.es - Síguenos en Facebook
Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Panel de Control
Centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid
 
ABC FISIOTERAPIA, c/ Alonso Zamora Vicente, 9. San Sebastián de los Reyes
Telfs: 91.392.87.75 - 618.471.377 | info@abcfisioterapia.es